ANEI

		
		
ANEI - Asociación Nacional de Empresarios Independientes
volver al sitio Web
 
Funcionamiento
Debates pasados
Inicio Próximos debates Colaboradores
Comparte tu punto de vista
Agrega tu comentario
Felipe Galán escribió:
03/01/2012
La imcapacidad de los opositores a la utilización del tipo de cambio como instrumento de desarrollo para plantear argumentos es evidente. El Mtro Hellmund en ningún momento aboga por el establecimiento de un tipo de cambio fijo, sin embargo su contraparte es incapaz de abandonar ese falso debate. ¿Por qué? Por el simple hecho de que no tiene argumentos para defender su posición, está aferrado a dogmas, y como dice Adolf Hellmund a frases bonitas como la del burócrata fijando el tipo de cambio. Hellmund tampoco menciona, como dicen algunos, que el tipo de cambio es la panacea para lograr el crecimiento, pero ciertamente es un instrumento de política económica que debe de utilizarse, renunciar a ella sería como querer boxear con una sola mano.
Reportar abuso
victor escribió:
28/07/2011
No soy economista pero para lograr un desarrollo digno no depende simplemente del tipo de cambio, el problema es mas complejo e incluye muchos factores, yo puedo decir con sentido comun que para que haya un desarrollo digno, justo, y sostenido hay que satisfacer aspectos basicos de la vida, tales como una buena alimentación, educación y salud todos estos son factores esenciales para impulsar el crecimiento económico, la competitividad y la productividad, porque una persona que no satisface estas cosas tan importantes para vivir dificilmente se concentrara en ser mas productivo o competitivo y si el ingreso de su trabajo no le permite satisfacer sus requerimientos importantes entonces todas las personas en situaciones similares se ven en la necesidad de trabajar en la informalidad o en la ilegalidad para lograr un nivel de bienestar digno, acosta de sacrificar el bienestar de otras personas, esta es la ley de la vida, y desgraciadamente asi sera mientras el modelo capitalista que han impuesto nuestros gobiernos siga sin cambios, mientras la ambicion de unos permanezca, la necesidad de muchos ocasiona los problemas de pobreza, delincuencia, etc, todos estos problemas tiene raices en la forma en como nos ganamos la vida, deseo que les sirva mi punto de vista, y cambien la forma de como ganarnos la vida, desde los gobiernos, politicos, empresarios y todo la sociedad, no caigamos en la ambicion, en el individualismo y demas costumbres que el modelo capitalista ha venido generando desde su aparicion en nuestra sociedad.
Reportar abuso
Jesús Peña escribió:
14/04/2011
Este debate del tipo de cambio tiene muchos años generando controversias, tanto cuando se utiliza la política cambiaria para justificar su fijación (nominal o relativa) como también para justificar su flexibilidad (libre flotación). Sin embargo, todos estaremos de acuerdo que casi siempre surge este debate cuando se percibe una sobrevaluación del peso respecto al dólar (esta percepción puede ser subjetiva u objetiva). En la situación actual, donde el precio de los bienes comercializables internacionalmente (tradable goods) que produce nuestro país están perdiendo su competitividad ante otras economías, sería recomendable una intervención temporal por parte del Banco Central. Esta intervención (por cuánto tiempo y cómo hacerla se la dejamos a los expertos) tendría dos objetivos de corto plazo: 1.- Aumentar la competitivdad de los bienes exportables de alto valor agregado; y 2.- Minimizar la especulación proveniente de los diferenciales de tasas de interés y del tipo de cambio (real interest rate parity), la cual genera rebotes no desables para ninguno de TODOS los participantes en el mercado (real y financiero). Saludos
Reportar abuso
Dany Portales escribió:
05/04/2011
Como empresario exportador NO comparto la posición de Adolfo Hellmund. Para empezar es falso su argumento que otros países han crecido basados casi exclusivamente en tipo de cambio. Casi todos, con la excepción de China, tienen tipos de cambio flotando. Y aún China su explosivo crecimiento no se fundamente exclusivamente en el tipo de cambio. Es cierto que la mayoría de los gobiernos han intervenido para evitar la apreciación de sus monedas versus el dolar, pero nadie con éxito. EUA esta imprimiendo dólares a lo loco y nadie tiene el tamaño para detener eso. El debate sobre el tipo de cambio no tiene sentido, no resolverá nada. En el mejor de los casos sería una medida de corto plazo, pero en el mediano como indica correctamente Abel Hibert, la inflación afectaría, sobre todo a los que menos tienen. El debate debe ser sobre la situación de competitividad de México, las reformas estructurales. Si, es cierto que no sabemos cuando se implementarían, pero precisamente ahí es donde hay que presionar. Acabar con los monopolios, estatales y privados, y los oligopolios. Devaluar para tener una ventaja efímera no debería quitarnos tanto tiempo. No es la respuesta.
Reportar abuso
Marco Garza escribió:
01/04/2011
La clave aquí es el tipo de cambio real. Indepedientemente de nuestras convicciones o telarañas mentales, las fórmulas son claras, exactas y precisas. Por ello la economía es una ciencia: El tipo de cambio real, e = (E P)/ P*, donde E: tipo de cambio nominal, P = precio de los bienes nacionales (el deflactor) y P* = precio de los bienes extranjeros, afecta en las desiciones de los consumidores si éstos refieren adquirir bienes nacionales o extranjeros o lo que se podría denominar entre importar o exportar. Todo depende de los precios de los bienes nacionales expresados en bienes extranjeros. Ello influye en las importanciones (M) positivamente debido a que si tenemos un tipo de cambio nominal "E" constante, el aumento de los precios naciones "P" va a generar que los consumidores de un determinado país deseen adquirir bienes extranjeros, los cual son mas baratos comparativamente; por lo que cuando sube P, también lo hace e y por lo tanto sube M, como puede apreciarse en la fórmula. Lo contrario ocure con las exportaciones, debido a que si sube P, los consumidores nacionales, preferirán adquirir bienes del extranjero, que relativamente son más cómodos. P.D. A la hora de formular la ecuación de producción de equilibrio, las importaciones deben expresarse en relación a bienes nacionales lo cual se denota de la siguiente manera: M/e, pero como M depende en parte de e, se genera una situación ambigua, ya que si bien un aumento en e produce que M también aumente, a la hora de expresarlo en bienes nacionales, hace que se reduzca. Saludos!
Reportar abuso
Héctor Laredo escribió:
31/03/2011
Pues ahora a sembrar en tu propio Jardín! Tu tierra esta nutrida por bastas experiencias, la simiente que guardabas te reclama ser plantada; La lluvia milagrosa de amigos y familia espera con alegría regar contigo cada día. Los frutos son más grandes de lo que en tu mente veías, cosecha con entusiasmo y te dará alegría ver que lo que aprendiste es perfecto para esta semilla. En los últimos 87 años podemos reconocer los efectos de la intervención del gobierno en el tipo de cambio. Durante la época Ávila Camacho incluso se reevaluó un la moneda en un 10% y no pasó nada, esto fue cuando el petróleo realmente fue a dar a la economía de los mexicanos; En los últimos 11 años de Fox y Calderón la moneda flotó en una banda menor al 30% salvo en un momento desafortunado que no duró más de dos meses (50%) y sus consecuencias son, que hemos resistido la peor crisis financiera mundial sin la perdida masiva del aparato productivo nacional ni el patrimonio de los mexicanos; Por último, el resto del tiempo (64 años) se devalúo la moneda constantemente, encontrando extremos en las últimas 5 administraciones del PRI que promediaban el 150% anual durante 30 años (1970 a 2000). El saldo de esas administraciones devaluatorias fue por decir lo menos, muy desafortunado, la industria nacional endeudada en dólares a tasas bajas se colapsó perdiendo miles de empleos y aquellas industrias menores que no tenían crédito en divisas, del mismo modo sucumbieron ante las altas tasas de interés de sus empréstitos en pesos, que tampoco pudieron pagar. La historia cambia y las condiciones son diferentes, sin embargo es necio pensar que devaluando ahora el país si puede florecer. Porque afirmo lo anterior, Bueno, en este país no tenemos antecedentes que avalen beneficios de ningún tipo por devaluar la moneda poco o mucho, y si tenemos claras muestras durante 64 años de los últimos 87 que señalan con claridad los efectos de jugar con el tipo de cambio particularmente devaluando y estos son: Colapso industrial, rescates bancarios, endeudamiento público, perdida del ahorro de los ancianos, pedida del patrimonio familiar y crisis recurrentes.
Reportar abuso
Diego escribió:
31/03/2011
He leído el comentario del Economista, Roy Lavcevic. En particular respecto de que los mercados no son perfectos. Creo que es un grave concepto que deja deslizar He leído el comentario del Economista, Roy Lavcevic. En particular respecto de que los mercados no son perfectos. Creo que es un grave concepto que deja deslizar muchos otros conceptos que son muy perjudiciales: - debería ser perfecto y como no lo es entonces debemos intervenir - como lo perfecto es imposible debemos tolerar ciertos defectos y por lo tanto ciertas inmoralidades No estoy de acuerdo ya que ambos conceptos van en contra de nuestros principios y por lo tanto destruyen todas nuestras argumentaciones y los propósitos de la Asociación. A los mercados como cualquier otro concepto de la naturaleza no se le puede atribuir el concepto de perfecto o imperfecto, es lo que es. Particularmente representa la voluntad de millones de personas en millones de aspectos. No debemos esperar la perfección en ese sentido. ¡Moralmente solo debemos respetarlo! Tenemos que entender que las intervenciones del estado en el mercado son siempre inmorales, pues no respeta el resultado de la voluntad de millones de personas. Repito que no debemos dar argumentos contrarios a nuestros principios. No permitamos intervenciones en el mercado ni seamos débiles al momento de acepar intervenciones, el mercado no debe ser perfecto, ¡debe ser RESPETADO!
Reportar abuso
Diego escribió:
31/03/2011
No puedo creer que aún en vuestra organización se esté dudando del control por parte del estado del tipo de cambio o cualquier otra aspecto de la economía. Es sabido, aunque no aceptado por aquellos que quieren beneficiarse sin producir, que los controles o intervenciones de cualquier tipo por parte del estado en la economía son perjudiciales y don inmorales. Siempre benefician a unos a costa de los que producen. No hay que ser flexibles respecto de la NO intervención del Estado en cuestiones económicas. Si los empresarios no lo entienden, ¿que podemos esperar de aquellos que se benefician sin producir?
Reportar abuso
Eduardo Dergal escribió:
25/03/2011
Creo que la
Reportar abuso
Carlos Canfield escribió:
23/03/2011
Interesantemente México si ha incrementado su productividad, tan es asi que si observamos la relación entre masa salarial y excedente de explotacion queda claro como este ultimo ha crecido desplazando a los salarios como fuente de ingreso y eventualmente de consumo. El país padece de un problema de mercado interno, por eso no crece al ritmo que se requiere para satisfacer las necesidades basicas de su poblacion. La economia de exportación funciona tan solo para un 20% de la pobñlacion de este pais, el resto de los mexicanos estan excluidos de este proceso de mercado.
Reportar abuso
12
Resultados en tiempo real Tipo de cambio como instrumento de desarrollo y crecimiento
A FAVOR
58.82%
EN CONTRA
41.18%

Tipo de cambio realEn los últimos años retomó fuerza el debate sobre el valor de las divisas como  instrumento para fomentar el crecimiento económico, dada la importancia en el equilibrio de la producción e intercambio de bienes y servicios entre los países.

 
Abiertamente China sigue una política de subvaluar su moneda, siendo cuestionada por otros países y organismos mundiales. Otros países aplican medidas alternativas para esterilizar los efectos cambiarios como pueden ser políticas comerciales que selectivamente abren su mercado sin descuidar o dejar a la deriva a sectores productivos nacionales, como  Brasil, o el caso de Chile, que aplica impuestos a los capitales a fin de evitar el ingreso de flujos innecesarios que en el corto plazo pueden distorsionar el mercado cambiario.

Incluso Estados Unidos devalúo su moneda ante divisas fuertes a fin de equilibrar su balanza comercial y fomentar el crecimiento luego de la más reciente crisis económica.
 
Lo cierto es que gran parte de los países siguen una política de libre flotación, donde todos los flujos de divisas (entrada y salida) intervienen en la determinación del tipo de cambio, que no necesariamente son producto de la capacidad productiva de la economía, sino flujos financieros que pudieran distorsionar el mercado cambiario en beneficio o en contra de un país.

Esta política de libre flotación proviene de la escuela monetarista e implementada en muchos países bajo el “Washington Consensus”, quien a la vez postula que se debe mantener un tipo de cambio en un nivel competitivo.
 
México goza de ingresos petroleros que generan divisas, y en los últimos años se incrementaron gracias a un efecto de precios y no de la fortaleza productiva real de la economía. Por otro lado la libre entrada y salida de capitales financieros, que buscan un mejor rendimiento, intervienen en el mercado cambiario y se benefician de políticas monetarias (tasas de interés) cuyo fin no es atraer capitales sino regular la masa monetaria (inflación).
 
Los invitamos a reflexionar y cuestionar si la política cambiaria actual es adecuada tomando en cuenta las particularidades de nuestro país, los resultados obtenidos en las últimas décadas, los ajustes económicos a nivel mundial, producto de la más reciente crisis y la experiencia de otras economías en este tema.

Roy Lavcevic
Moderador

A FAVOR
Adolfo Hellmund
Adolfo Hellmund,
Empresario
EN CONTRA
Abel Hibert
Abel Hibert,
Académico
MODERADOR
Roy Lavcevic
Roy Lavcevic,
Economista
© Todos los derechos reservados 2008 ANEI - Diseñado por Netzcom